Outros 2015
Internacional 2015
XII FESTIVAL MÚSICA NUEVA MONTERREY

Vertixe México

12/11/2015 - 6/11/2015
Teatro del Centro de las Artes (Facultade de Música UANL)
Monterrey (México)

Mateu Malondra (España, 1977) Free Module Study-nº1* (2015) saxofón, acordeón, guitarra eléctrica, piano e electrónica

Carola Bauckholt (Alemania,) Geräuschtöne (2003) v
iolín, violonchelo e percusión

Jacobo Gaspar (España, 1975 ) Rumor del frío* (2015) multi-percusión

Joao Pedro Oliveira (Portugal,) Towdah** (2008) frauta, saxofón, piano, percusión e electrónica

Víctor Ibarra (México, 1978) Homenage a Francisco Toledo* (2014) concerto para saxofón e ensemble

*Escritas para Vertixe Sonora

**Estrea nova versión

Free Module Study-nº1

saxofón, acordeón, guitarra eléctrica, piano y electrónica en vivo

En muchos aspectos, Free Module Study nº1, es una pieza arraigada a la tradición. Está estructurada y construida en torno a la transformación de un motivo central. La definición matemática de módulo libre, actúa como elemento definitorio de la estrategia compositiva seguida en la pieza. Todos los elementos son tratados de forma independiente, con una fuerte unidad formal, reforzada por el uso de la instrumentación. Esto genera una relación directa entre el material utilizado y el instrumento que toca este material.

La transformación motivita transita de una introducción casi naíf del material, en la parte de piano, a una unidad instrumental mucho más compleja, donde el material desemboca en un unció cuerpo sonoro. El ensemble es tratado como una suma de solistas en constante transformación, moviéndose hacia una amalgama sonora que se comporta como una sola fuerza.

La pieza evita, deliberadamente, cambios de tempo. En relación con la definición de módulo libre, conjunto de elementos linealmente independientes, un tempo inmóvil, constante, podría ser visto como una contradicción.

En Free Module Study nº1, el tiempo es un elemento de delimitación, unidad y cohesión de los diversos módulos.

La obra fue comisionada por el Festival Mixtur 2015 para Vertixe Sonora, con financiación de la Fundación Ernst von Siemens

Geräuschtöne

violín, violonchelo y percusión

Traducida como tonos de ruido “la pieza investiga el timbre de los ruidos y sus alturas. No existe diferencia alguna entre ruido y música y el carácter de algunos ruidos moldea la forma musical.

Un objetivo fundamental en mi música es crear un espacio donde diferentes tipos de materiales sean capaces de coexistir y comunicarse entre sí, de forma que sonidos sin refinar, ásperos e inesperados miren a la cara a otros sonidos altamente cultivados de un conjunto de música de cámara clásico. Pero con una buena dosis de imaginación y con la ayuda del refinado oído de los músicos, pude concentrarme en la naturaleza musical y esencial de los sonidos no refinados, ásperos e inesperados. Primeramente, traté de extender las técnicas instrumentales hasta el punto en el que los instrumentos estuviesen tan próximos a estos ‘intrusos’ sonoros como fuese posible. A continuación, con una escucha cuidadosa, estos sonidos extraños empiezan a perder su función original, perdiendo cualquier dimensión semántica e convirtiéndose en sonidos puros. Los momentos de mis obras en los que realmente siento que he conseguido lo que buscaba son aquellos en donde lo ‘abstracto’ y lo ‘concreto’ están en perfecto equilibrio y donde es posible percibir ambos mundos  en distintos niveles simultáneamente”. C.B.

Rumor de frío

multi-percusión

Esta pieza es la primera de una serie que toma como punto de partida la aproximación a determinados contextos sonoros que, sebido a la manera de abordarlos, podemos percibirlos de modo equivalente a aquello que entendemos por ‘rumor’; es decir, una especie de ruído difuso y de baja intensidad.

En esta obra hay una doble aproximación a la idea de rumor, en este caso asociada a contextos sominados por el frío. Por un lado, el proceso creativo estuvo influído por cierta actitud de mímesis hacia determinados sonidos que asociamos al frío, como los de la lluvia o del viento. Pero por otro lado, el elemento básico que unifica toda la pieza es algo que guarda una relación simbólica con dicho fenómeno o, en todo caso, más bien con la reacción física al mismo como es el caso del temblor que en los humanos se produce como consecuencia del frío. Toda la gestualidad instrumental de la obra está dominada por elementos que se producen a consecuencia de ‘temblores’ como son los trémolos o el frotamiento, dando así un doble sentido en la expresión ?rumor de frío? Que, se este modo, es al mismo tiempo un contexto sonoro y una consecuencia sonora de una reacción física”. J.G

Towdah

flauta, saxofón, percusión, piano y electrónica

Towdah es una palabra hebrea con múltiples significados. El más habitual puede ser traducido como ‘himno de gratitud’ o ‘sacrificio de gratitud’, pero también puede tener el significado de ‘confesión’.

Esta obra pertenece a un grupo de tres piezas (Timshel, Hokmah, Towdah) completadas por una cuarta que será compuesta próximamente. Timshel tiene que ver con nuestra posibilidad de escoger entre Dios y el diablo (el bien y el mal), Hokmah con la sabiduría necesaria para facer la elección correcta y Towdah con la oración de agradecimiento por las opciones correctas hechas y el arrepentimiento y confesión por las opciones erróneas.”Joao Pedro Oliveira

Homenage a Francisco Toledo

Concierto para saxofón y ensemble

El concierto para saxofón y ocho instrumentos Homenaje a Francisco Toledo (2014) constituye el último capítulo de la fértil relación establecida entre el compositor mexicano Víctor Ibarra (Guadalajara, 1978) y el grupo español Vertixe Sonora Ensemble, una colaboración que tuvo su primer encuentro en el estreno de Estudio sobre el gris y el verde (2011). Si en aquel sexteto Ibarra dialogaba con la fotografía de Jeff Wall y la pintura de Antoni Tàpies, en este concierto-homenaje la inspiración proviene de su compatriota Francisco Toledo (Juchitán, 1940), de su obra pictórica, de la reflexión que en ella realiza sobre la situación social que vive México en los últimos años, y del ejemplo humano de Toledo en su defensa del medioambiente y los colectivos sociales desfavorecidos. Ibarra, en su concierto, no referencia tanto una pintura específica o un estilo pictórico como una actitud crítica y combativa, algo que ha dado lugar a una resistencia que afirma nutre su música a nivel técnico y estético, hasta en la forma de trabajar los instrumentos: allí donde el pintor dignifica en sus lienzos animales malditos por los imaginarios culturales occidentales, así como marginados sociales, Ibarra prestigia en su partitura sonoridades de desecho consideradas ‘no-música’ por el canon tradicional.

Ibarra sin embargo, no califica Homenaje a Francisco Toledo como una partitura política, si bien cree que el trasfondo social la impele y define de algún modo. El uso de percusiones no convencionales (latas de aluminio, botellas, vibra-tone, etc.) va ligado a ello: a la creación de un discurso alternativo. La radio que activa el percusionista y los sonidos producidos por el saxofón son para Ibarra esa presencia de la naturaleza que se adentra en la obra, no como trasunto de un animal o elemento concreto, sino como un paisaje sonoro que representa la cotidianeidad, la vida y la muerte: ámbitos tan presentes en la cultura mexicana. Paco Yáñez, 2015

INAEM 02 CAJETIN ROJO